Turmeric and honey to improve the immune system and face winter

La cúrcuma es una especia tradicional que forma parte de una planta de la familia de las zingiberáceas, a la que también pertenece el jengibre.

De la planta se utiliza su raíz como condimento como para usos medicinales.

La cúrcuma es un antiinflamatorio natural, analgésico y preventivo. Su contenido de curcumina y otras sustancias antioxidantes le confieren propiedades para combatir y evitar varios tipos de enfermedades.

La combinación con miel de abejas es un remedio natural con poderosas cualidades antiinflamatorias que promueven las defensas del organismo. Es considerada también como un potente antibiótico natural.

Su significativo aporte de polifenoles, vitaminas y minerales se usan tambien para tratamientos inflamatorios y varios tipos de cánceres.

Además, gracias a sus aportes de vitaminas C y E, inhiben la acción de los radicales libres y previenen el deterioro asociado al envejecimiento prematuro.

Este remedio se utiliza para:

  • Afecciones digestivas, hepáticas y virales.
  • Artritis, la osteoartritis y la gota.
  • Protección del cerebro y disminución del riesgo de demencia.
  • Eliminación de las toxinas.
  • Reducción del impacto negativo del tratamiento de algunos tipos de cánceres.
  • Alivio de los síntomas de la gripe, el resfriado y otras afecciones respiratorias.
  • Prevención de las infecciones del tracto urinario.
  • Alivio de las úlceras duodenales.
  • Disminución del colesterol.
  • Capacidad para mejorar el metabolismo de las grasas.